Una veleta que se mueve con los vientos del norte Lourdes Tibán

pacha

Una veleta que se mueve con los vientos del norte

Lourdes Tibán

 

Lourdes Tibán, Asambleísta, y Salvador Quishpe, Prefecto de Zamora Chinchipe, dos dirigentes del movimiento político Pachakutik, entraron nuevamente en contradicción.

Dos eventos les han enfrentado recientemente: el primero, unas “elecciones primarias” en las que Tibán tuvo más votos, a pesar de las denuncias de irregularidades que realizó Quishpe; y, una reunión del Prefecto de Zamora Chinchipe con el candidato de la derecha, Guillermo Lasso, en la cual el dirigente de los indígenas le manifestó que Pachakutik puede proponer un candidato a la Vicepresidencia de la República para que le acompañe.

Tibán, salió al paso con presteza a decir que “Yo no soy candidata a la vicepresidencia de nadie, soy candidata presidencial”, e hizo referencia a las elecciones primarias en las que obtuvo el 0.01% de los votos de los integrantes de Pachakutik.

Tibán han mantenido una diversidad de líneas políticas. Por ejemplo, se ha opuesto con una obsesión ejemplar al gobierno de Rafael Correa –y con pocos argumentos-. Quizás por eso mismo, es una mimada de los medios de comunicación comerciales que le invitan con frecuencia a opinar de lo divino y lo humano. En agradecimiento, ella invitó a los periodistas Félix Narváez y Gonzalo Ruiz a su boda, como una muestra de que su relación tiene un sesgo mayor.

Ha tenido abundantes calificativos para otros indígenas que no le secundan en sus empatías y antipatías, por momentos parece que la suya es una guerra verbal, solamente. En un desencuentro con el también dirigente indígena Pedro de la Cruz, Tibán le dijo “Indio vendido”. Usar una condición racial para resolver una disputa política es parte de las estrategias de una dirigente de los indígenas que, a pesar de lo que dice, está demasiado cerca de los poderes oligárquicos.

Nuevamente, en su boda apareció en fotos con dirigentes de movimientos políticos de derecha, de los que reniega en otros momentos. Invitados a su boda: Diego Salgado y Luis Fernando Torres del PSC, el dirigente empresarial y político Patricio Donoso, el exFiscal y candidato Washington Pesantez.

Sus relaciones no son solo políticas o de “oportunidad política”, ella es una de las socias fundadoras de la Corporación Empresarial Indígena del Ecuador. Ente sus socios se destaca Raúl Guarderas, quien fue Embajador del Ecuador en Estados Unidos en el gobierno de Lucio Gutiérrez; y, también, Fernando Navarro, que ha sido un reconocido dirigente del extinto Partido Conservador.

Es llamativo que entre los proyectos de esta corporación, de la que Tibán dice que es solamente una facilitadora, estén ser accionistas de la empresa que tiene la mayor producción de minas a cielo abierto del Ecuador, el proyecto Mirador. El detalle está en que también se ha opuesto a la minería.

La tal corporación, que Tibán declara que fue creada para apoyar empresarialmente a los indígenas, ha cerrado su página web, pero nunca pudo desmentir de manera convincente las acusaciones que hizo Eva Golinger, escritora e investigadora estadounidense.

Ha declarado púbicamente que Lourdes Tibán forma parte de la Corporación Empresarial Indígena, una organización que “activamente” recibe recursos de la USAID (que es la agencia de cooperación de Estados Unidos y que canaliza fondos de la CÍA para intervenir en los países).

Golinger aseguró que “Ella pertenece a una organización que ha recibido fondos de agencias de Estados Unidos, como la NED, tanto como la USAID, que es un brazo financiero del Departamento de Estado. Si no me equivoco, ella pertenece a uno de estos grupos que en su junta directiva cuenta con un veterano de la Agencia Central de Inteligencia: Norman Baily. Él es un veterano conocido de la comunidad de inteligencia de EE.UU., y como asesor pertenece a esta organización (Corporación Empresarial Indígena), de la que ella es fundadora”.
Los llamados de Quishpe a la derecha de Lasso han sido diversos y está claro cuál es su intención en el presente proceso electoral, pero la dirección política de Tibán es difícil de establecer, es una veleta que depende de los vientos del norte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>