Nebot: ¿evasión de impuestos o enriquecimiento ilícito?

nebot rsc

Durante años, la indiferencia y el abandono a los ciudadanos más pobres marcaba una costumbre que volvió normal la desigualdad. Mientras unos podían vivir en grandes ciudadelas construyendo para su vanidad lagunas artificiales y exclusividades, otros, en los extremos marginales de las ciudades, construían sobre las aguas sucias de un estero descuidado, casas con pedazos de caña en sectores a los que ni siquiera llegaba agua potable para el consumo de los niños. Mientras unos trabajaban incansablemente en labores obreras, víctimas de la explotación laboral para regresar a su hogar lejano del centro de la ciudad; otros se enriquecían, producto de ese trabajo humano. Eso era lo corriente, lo necesario, lo inevitable.

Los responsables de estas injusticias acumulaban la riqueza producida por los obreros desde cómodas oficinas; son los dueños de grandes negocios, representantes de la oligarquía y autoridades de grandes ciudades, como el caso específico del alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot Saadi.

Desde hace 15 años, Jaime Nebot es testigo y generador de la inequidad social que azota a los sectores urbanomarginales del Puerto Principal, el avance respecto a la dotación de servicios básicos a los sectores periféricos es casi nulo. Aún en esta época, las madres deben salir a las calles de tierra de sus barrios pobres con un envase de agua a comprar el líquido vital por litros al tanquero. Abrir el grifo y obtener agua potable para el consumo no es una posibilidad para los invisibilizados.

Sin embargo, la alcaldía de Guayaquil, institución que dirige desde 2001, no ha sido la única manejada por Jaime Nebot. Antes actuó como Gobernador de Guayas, durante el gobierno de León Febres Cordero y después, siempre bajo la bandera del socialcristianismo,  fue diputado en el Congreso Nacional. Esta carrera política no fiscalizada le ha llevado a convertirse en uno de los líderes opositores más reconocidos del país. Nebot no es solo representante del poder de la oligarquía, es también un burgués cuidando sus intereses económicos desde su espacio.

Hace pocos días, el alcalde reconoció que es parte del 2% de la población que concentra el 90% de la riqueza de Ecuador, autodefiniéndose de forma arrogante como un “hombre acomodado” durante una entrevista brindada a la cadena internacional CNN en español. Estas declaraciones las brindó en medio de la conmoción social que atravesaba el país y que él mismo impulsó, convocó y lideró como respuesta a los proyectos de leyes de herencias y plusvalía, enviadas a la Asamblea Nacional por parte del Ejecutivo con el objetivo de generar un proceso de redistribución de la riqueza. La idea a la que Nebot se opone rotundamente es que las brechas de desigualdad entre ricos y pobres puedan disminuir.

¿Defensa de la familia? ¿Protesta ante tantos impuestos? ¿Rebeldía frente al “robo” del patrimonio de los ecuatorianos? No, nada de esto. La razón de la última marcha solo fue la pura preocupación de perder sus injustos privilegios, que luego quedaron más evidenciados. Y es que poco tiempo después, se reveló que el alcalde Nebot en 2001 pagó al Estado 657,1 dólares de impuestos y en 2014 USD 66.593,2. Este incremento abismal nos plantea a la sociedad dos escenarios posibles: que Nebot evadía impuestos o que se ha enriquecido en la alcaldía al punto de tributar 100 veces más en apenas 13 años.

Todo esto ha sido callado por los medios de comunicación privados, ningún medio opositor ha hecho evidente esta realidad que a los ciudadanos nos indigna. Es claro que dentro de las agendas mediáticas hay una urgencia de proteger a Nebot, y más bien vender a la ciudadanía una imagen del gran líder que llama a protestar en contra del Gobierno, pues la marcha que convocó el 25 de junio sí fue difundida ampliamente por todas las televisoras, radios y periódicos contrarios al Gobierno, con tanta desesperación que incluso publicaron que en su manifestación se concentraron más de 300.000 personas, cifra que ni de lejos concuerda con la capacidad del sector del encuentro, una mentira evidente ante intereses claros en medio de una alianza mediática innegable.

Nos han dicho que la pobreza es necesaria, han educado a nuestros hijos para ser los futuros empleados de sus familias, nos han robado los derechos a través de la evasión de impuestos, nos han negado el desarrollo cuando nos mantienen sin servicios públicos, nos hunden en el olvido cuando las calles por donde transitamos son caminos de polvo y acumulación de aguas servidas, nos enferman con ríos y esteros contaminados por los desechos y las industrias, nos obligan a marchar con ellos a riesgo de cerrar nuestros negocios si no los apoyamos, nos han insultado, nos han agredido los municipales por tratar de vender en las calles y buscar el pan de nuestros hijos, pero lo peor de todo es que nos han hecho creer que todo esto es normal.

¿Estás de acuerdo con ellos? ¿Crees que es natural que todo esto suceda? ¿Apoyas que roben el futuro de tus hijos, que los vean por encima del hombro y nos humillen?

Es momento de levantar la voz unida del pueblo, no es justo que nos traten como a sus siervos, no es normal que los medios de comunicación manipulen la verdad de acuerdo a sus intereses. Empieza a preguntarles desde redes sociales, cartas públicas y desde cualquier espacio posible por qué protegen a Nebot, a Lasso, a Rodas, a Páez y a todos los autodenominados líderes de oposición e insisten en desprestigiar a los representantes populares de Gobierno.

¿Te has preguntado por qué nunca vemos en la televisión la inauguración de una obra que nos beneficia a todos construida por el Estado con el aporte de los impuestos de los millonarios? Al contrario, nos obligan a escuchar sus discursos hablando de regresar al “país que queremos”.

¿Es el país de las huelgas de maestros, de la paralización de la salud, de los apagones, del trabajo infantil y de la injusticia, el país que queremos? No, es el país que ellos quieren, para volver a tercerizar y explotar a los obreros, para volver a esclavizarte, agredirte, encarcelarte y hasta desparecerte con la muda complicidad de los medios de comunicación.

¡No te calles, rebélate, diles que el país que queremos incluye la justicia y el porvenir de todas y todos! Que no te gane el miedo, que sepa la oligarquía que en este país ya no mandan ellos, sino el pueblo trabajador ¡Indígnate!

 

4 Respuestas a “Nebot: ¿evasión de impuestos o enriquecimiento ilícito?”

  1. romel dice:

    totalmente de acuerdo .si me da indignacion con la gente que sigue a estos de la derecha .que no se acuerdan lo que era este pais.mal agradecidos con el gobbierno .el unico que se preocupa de todo un pueblo

  2. Florencio Abad dice:

    Nebot y su pandilla de la derecha solo defienden sus mezquinos intereses

  3. Angel brito dice:

    espero que puedan disernir el contenido y darce una respuesta _-~~~~~,>•

  4. betsy chips dice:

    Hay que ver como es posible que este grupito de abusadores que se han vivido aprovechado del pueblo trabajador tiene la cara de decir que AHORA DEFIENDEN NUESTROS DERECHOS CON LEYES QUE PERJUDICAN AL POBRE cuando lo único que las RATAS DE JAIME NEBOT Y GUILLERMO LASSO HAN HECHO ES ROBARLE DESCARADAMENTE AL PUEBLO espero que el PUEBLO ECUATORIANO abra los ojos y se den cuenta de que lo único que quiere esta gente es seguir perjudicando nos y para colmo quieren regresar a un pasado en el cual se reían en nuestra cara estado sentados es sus tronos de poder e injusticia BASTA PUEBLO DEFIENDANSE DE TODOS ESTOS ABUSOS YA BASTA DE TANTA INJUSTICIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>