“La Unidad” vuelve a reunirse en Cuenca

memes_vuelve-a-reunirse

Foto: El Comercio

Los miembros de la denominada “Unidad” se volvieron a reunir ayer en el salón de la Prefectura del Azuay, pero esta vez, bajo el nombre de “Convergencia Democrática”. Según cuentan, su convención es fruto de “meses de trabajo”, pese a que la última vez que los miembros de “La Unidad” se habían reunido fue en abril del año anterior para comer fanesca. Irónico.

Esta vez, el anfitrión de la cita fue el prefecto de Azuay, Paúl Carrasco. Uno de los imprescindibles asistentes fue el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, quien fue recibido con gritos de “Fuera Nebot Fuera”, debido a la incompetencia de su “modelo exitoso”, que ese mismo día hizo colapsar varias calles de su ciudad por una simple lluvia. Qué mala suerte.

Por otro lado, estuvo presente Guillermo Celi, dirigente del movimiento SUMA en representación del alcalde de Quito Mauricio Rodas, quien en ese momento estaba en la pomposa y seguramente inútil inauguración de la construcción del metro, similar a la de los metrocables de mayo del año anterior.

A esta convención también llegó Ramiro González, un disidente del gobierno que se aprovechó del tiempo y los recursos que tuvo como director del IESS para organizar su propio movimiento, Avanza. Por último, y para completar la mezcolanza, también estuvo el prefecto de Morona Santiago por Pachakutik, Marcelino Chumpi.

Pese a todos los problemas y las diferencias que los desbordan, la novedad de esta reunión fue el anuncio de un objetivo común: ganar la mayoría en la Asamblea Nacional en las próximas elecciones de 2017. Para ello dicen, se han trazado una agenda de trabajo que contempla entre otras cosas conformar listas que den pelea.

Seguramente esta meta, sin duda más plausible que vencer al partido de gobierno en el cargo de presidente, se plantea como una obvia y vulgar imitación de lo que sucede en Venezuela, donde se formó una mayoría opositora en la Asamblea, desde donde intentan sabotear toda iniciativa del Ejecutivo y bajar la gobernabilidad.

Por ahora, la única propuesta que tienen es acabar con el correísmo, luego ya se resolverá. La crisis económica internacional muestra un escenario perfecto para echarle la culpa de todo al gobierno y para hacer visible ese deseo visceral de que “cualquier cosa es mejor que esto”. Ese argumento es suficiente para poner en marcha la propaganda de los medios de oposición, que no tardarán en hacer desfilar a los cuadros políticos más renombrados en sus espacios de entrevistas.

Sin embargo, ambos países son completamente diferentes, ya que al menos la oposición en Venezuela no es tan frágil ni heterogénea como la de Ecuador. Solo pensemos en el amasijo en el que converge por un lado la derecha rancia de vieja data (Nebot) y la edulcorada (Rodas); la izquierda clientelista de Pachakutik y su sucursal la Conaie; y por último los oportunistas Carrasco y González, que ni siquiera tienen una identidad política propia, y que así como los hemos visto con banderas de la extinta Izquierda Democrática o de Alianza País, se puede esperar de ellos cualquier otro camisetazo.

Pero vamos más allá. Imaginemos un hipotético escenario en la que la oposición gana la mayoría de la Asamblea. Pronto comenzarán las rencillas, las traiciones, los negociados, la corrupción. Ni qué decir del sueño socialcristiano de volver al antiguo Congreso, con cenicerazos, insultos y golpes. Eso está a la vista, porque las consignas de las bases indígenas de la izquierda nunca podrían ser los mismos a los de la derecha más neoliberal.

Eso sin contar con que otros actores políticos como Guillermo Lasso de Creo, Álvaro Noboa del Prian, o el inefable Dalo Bucaram del PRE, están remando cada uno por su lado. En resumen, no se trata de una sola oposición, sino de varias, que usan una sola etiqueta para su conveniencia coyuntural, porque separadas resultan insignificantes. Lo que da más lástima es que esa falsa unidad se descompondrá al mínimo éxito que logre, porque es obvio que cada cual está viendo sus propios intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>