La falta de liderazgo de Mauricio Rodas al frente de la Alcaldía

La falta de liderazgo de Mauricio Rodas al frente de la Alcaldía

Parecería que el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, ya no convence a la ciudadanía tras seis meses de administración del Cabildo. Han sido tantas las críticas que ha recibido en tan poco tiempo que incluso la propia prensa privada lo debe reconocer. El columnista Felipe Burbano de Lara publicó un artículo, en Diario El Universo, titulado “Mauricio Rodas, ¿un político light?”, en el que cuestiona muchas acciones que ha adoptado el funcionario.

Según el autor, da la impresión de que su discurso carece de “densidad política e ideológica”, en donde tiene que tomar partido frente a temas polémicos. Esto no provoca otra cosa que falta de liderazgo, sobre todo en referencia a la ausencia de proyectos políticos fuertes que puedan proponer un debate sobre los principales problemas de la ciudad.

Por ejemplo, aparte de las obras importantes en materia de vialidad iniciadas por la anterior administración, no se ha emprendido aún nuevos proyectos que resuelvan los problemas de movilidad, seguridad y modernización de la ciudad. De hecho, la ciudadanía ha cuestionado que la apertura de una calle a través del Parque Bicentenario, un puente en el Valle de los Chillos y la fase II de la Ruta Viva, que se inaugura hoy 12 de diciembre, sean proyectos deliberadamente atribuidos a la actual administración, cuando se sabe que esas obras fueron iniciadas por la gestión de Augusto Barrera.

Al no forjarse una actitud política decisiva, Rodas es visto como incapaz de ejercer cambios sobre la propia estructura institucional que lidera. Durante la campaña, se habló de una innovación del Municipio para mejorar su efectividad, pero esto se diluye cuando los concejales ponen en evidencia la inoperancia del alcalde al tratar temas de vital importancia como el Metro de Quito.

Basta recordar que hace dos semanas, Rodas mantuvo una reunión con el Presidente de la República, Rafael Correa, donde se propuso refinanciar la segunda fase del Metro; pero la propuesta fue rechazada casi inmediatamente por falta de fundamentos. Para agravar el tema, esta propuesta no fue conocida con anticipación por parte de los ediles, quienes consideraron esta acción como una falta de coherencia en cuanto al diálogo que debe haber en el seno del Cabildo.

 Con respecto a este tema, el burgomaestre solo ha acusado a la anterior administración del déficit, pero hasta ahora, su carencia de iniciativas para buscar soluciones mantiene la duda generalizada en los quiteños sobre la realización de la obra.

Pero Mauricio Rodas no quiere entrar en controversias. Este cuidado excesivo de su imagen con la que ganó la alcaldía puede ser muy contraproducente. Múltiples cuestionamientos como su relación con un narco lavandero mexicano, los errores de organización para las Fiestas de Quito, así como el déficit para la construcción del Metro, son temas que merecen explicaciones certeras, lo que contrasta con el inquietante silencio de Rodas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>