FUT y Conaie organizan un paro nacional sin apoyo popular

RSC marcha 13 de agosto

FUT y Conaie alistan un paro nacional para el próximo 13 de agosto, pero sin apoyo popular. Tras el evidente fracaso que representó la revuelta de los enlutados de la Shyris, cuyas absurdas protestas se diluyeron como si se tratara de una moda que cayó en desuso, la oposición trata de crear otra movilización. Esta vez, la intención golpista se traslada al Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y la Conaie, organizaciones que con el casi nulo apoyo popular con el que cuentan, tienen previsto armar un paro nacional el próximo 13 de agosto, excluyéndose de la iniciativa de diálogo nacional propuesta desde el Ejecutivo, tal como hace el resto de la oposición. Todo esto dentro de la consabida estrategia del golpe blando, advertida desde hace años.

Estas dos organizaciones tienen un amplio historial de marchas y manifestaciones en contra del Gobierno, todas con motivos cuestionables , todas sin el más mínimo resultado en términos de reivindicaciones logradas, debido a que en general no defienden ni siquiera una reivindicación.

Y como no hay nada nuevo bajo el sol, todo indica que este 13 de agosto harán exactamente lo mismo: quejarse por la presunta falta de diálogo, el abuso, la prepotencia y la falta de libertades que hay en el Ecuador. Han pasado años hablando de lo mismo con toda la libertad. Incluso han tenido tarima en los grandes medios privados para montar falsos escándalos. Pero después de tanto tiempo de luchar contra un espejismo mal fabricado, la gente ya se cansó de hacer caso a una manifestación tan carente de coherencia, memoria y apoyo popular.

Eso se demostró en la convocatoria realizada por la dirigencia de la Conaie, que por cierto no cuenta con el apoyo de sus propias bases, ya que no se ha podido coordinar adecuadamente. Como se supo desde hace mucho tiempo, la organización indígena ya no es lo que fue a comienzos de los noventas. Gran parte de ese poder de convocatoria que hacía temblar los cimientos del país se ha convertido en una timorata organización que apenas guarda relación directa con sus organizaciones de base.

¿A qué se debe esto? ¿En dónde quedó la unidad del pueblo indígena? Ellos podrán decir que es por culpa del régimen, siempre lo han hecho, pero en realidad es el fraccionamiento progresivo que ha sufrido debido a sus propios errores políticos. Por ejemplo, en 2008 daba las primeras señales con el conflicto generado con Pachakutik, su brazo político, en torno a la acción que se realizó en contra de la ley de aguas.

Con una dirigencia cada vez más torpe y envalentonada en oponerse a toda iniciativa gubernamental, comenzó rápidamente a perder credibilidad. Las protestas tenían cualquier excusa: contra la ley de aguas, la ley minera, la extracción petrolera del Yasuní, cualquier cosa es excusa para oponerse, nunca con argumentos sólidos, sino con las consignas y actitudes violentas que les caracterizan. Finalmente, y ante su cada vez más evidente falta de convocatoria, decidió aliarse con la derecha. Esa fue probablemente su peor jugada, porque la mayoría de sus propias bases sociales retiraron su apoyo a una dirigencia aislada.

Por otra parte está el FUT, que siguió los pasos de la Conaie al aliarse con una derecha que nunca se ha preocupado en las reivindicaciones de izquierda. Y acabó de forma similar, luchando absurdamente de la mano de personajes como Guillermo Lasso o Lucio Gutiérrez, contra iniciativas como el Código Laboral, las salvaguardias, un innecesario subsidio del 40% de las pensiones jubilares (no ha reducido un solo centavo las pensiones que reciben los jubilados), y últimamente contra las leyes de herencias y plusvalía. Para todas estas aparentes razones para protestar hay suficientes aclaraciones por parte del Gobierno.

Pese a toda esa necedad, este es un país democrático, en el que se respeta el derecho a manifestarse, aunque no haya razones para ello. Y las marchas del 13 de agosto no serán la excepción. Sin embargo, las advertencias fueron pertinentes: en caso de incurrir en actos violentos, como lamentablemente es su costumbre, se tomarán las medidas necesarias
para asegurar el orden público e institucional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>