El clasismo y el poder mediático de las élites detrás del impuesto a la herencia

RSC Herencias

El nuevo impuesto a las herencias es una de las medidas más progresistas que ha tomado el Gobierno en 8 años de trabajo. Este es un momento donde se hace más claro el carácter y la estrategia de la restauración conservadora, así como su intención desesperada por retener sus privilegios.

Como era previsible, múltiples sectores de la derecha han manifestado su rechazo a la medida. En estas dos semanas el ruido ha sido desconcertante. Casi todos los días, una enorme cantidad de analistas han desfilado en los espacios de entrevistas de los canales y emisoras, enunciando exactamente el mismo discurso falso: “El impuesto a la herencia es un golpe a la clase media, consecuencia del excesivo gasto del Estado”.

Esto también se lee en los espacios de opinión de los principales rotativos privados del país. Pero no era suficiente con eso, las redes sociales también se han convertido en plataformas de difusión de este discurso. Parece como si toda la oposición, unida solo por su aversión al Gobierno, se ha coordinado a través de diversos espacios y frentes de comunicación, para posicionar la misma falacia sobre esta medida.

Ante tanta desinformación, varias instituciones han hecho lo posible por aclarar la verdadera aplicación de la ley de herencias. Y es que contrario a lo que repite la oposición, el impuesto no se aplica al total de un patrimonio, que puede ser constituido en sociedad conyugal, sino a la cantidad que reciba cada heredero, en la que no se toma en cuenta su base imponible sino solamente su excedente (ver tabla), además de condiciones especiales de la ley con respecto a bienes inmuebles donde habitan los herederos, a hijos menores de edad o a discapacitados. En caso de que las herencias provengan de patrimonios como empresas o negocios, el Estado no recauda el impuesto si la empresa asigna el porcentaje correspondiente en acciones para los trabajadores.

impuesto a herencia

El Presidente fue enfático en los dos últimos enlaces ciudadanos al afirmar que este impuesto solo se hará efectivo para los herederos de grandes fortunas, ya que solo 3 de cada 1000 personas en el Ecuador reciben herencia y solo 3 de cada 100 mil reciben una herencia de más de 50 mil dólares. El objetivo de este impuesto no es la recaudación, sino más bien lograr una sociedad más equitativa, ya que solo el 2% de la población concentra el 90% de la riqueza del Ecuador. Por si fuera poco, el SRI incorporó esta semana en su página web una calculadora de herencias, que contempla todos los detalles de la ley para cada caso en específico.

Sin título

Manifestaciones

A pesar de que está demostrado hasta la saciedad que este impuesto no afectará a la gran mayoría de la población, la maquinaria opositora está fabricando un clima de insatisfacción social. Para demostrar este inusual fenómeno, no solo basta acudir a las redes sociales, el único bastión de aparente legitimidad que les queda a muchos politiqueros disfrazados de periodistas y activistas; más bien es necesario destacar las últimas manifestaciones registradas en algunas ciudades del país.

Por ejemplo en Quito, la tribuna de los Shyris fue la sede de concentraciones a favor y en contra de la medida. Quienes protestan contra la ley de herencias repiten claramente los argumentos de la derecha más recalcitrante. En pocas palabras, estamos frente a una falsa realidad, donde la gente desinformada protesta por un impuesto que nunca pagará, e inconscientemente contribuye a defender los intereses de los verdaderos afectados, es decir la docena de familias dueñas de emporios económicos y mediáticos. Las caras más visibles de esta clase son Jaime NebotGuillermo Lasso y Mauricio Rodas, quienes han exigido que se retire el proyecto de ley enviado este lunes. Y lo peor de todo esto es que las confrontaciones son cada vez son más violentas, prueba de ello fueron los dos heridos que se registraron el martes 8 de junio.

CHBImJUUYAAkmrq

 Agredido durante las violentas protestas de la oposición que protesta contra la ley de herencias

La estrategia de desgaste

Este recurso se veía venir, y funciona exactamente como otros movimientos conservadores que pretenden desestabilizar a los gobiernos progresistas de América Latina. Encender falsas alarmas, apelar al miedo y al desconcierto de la gente, y ocupar la mayor cantidad de canales de comunicación masiva para posicionar una falsa idea es una táctica que ya se ha puesto en práctica en más de una ocasión en el país. Tan solo hay que remitirse a los últimos temas de interés coyuntural.

Lo mismo ocurrió con las salvaguardias, donde muchos analistas vendidos a las condiciones de la derecha anunciaron la inminente escasez generalizada de productos de primera necesidad; ocurrió lo mismo con el fondo de jubilaciones del IESS, donde se dijo que Estado “confiscará” el 40% de las pensiones a los jubilados. Meses después de estas medidas, ni hubo escasez, ni se redujeron las jubilaciones. ¿En qué quedó tanta mentira?

En todo caso, y pese a las evidentes contradicciones de los manifestantes contra esta ley, no hay que subestimar el poder de difusión del discurso de la restauración conservadora, cuya consigna es repetir mil veces una mentira para transformarla en verdad. Ante el falso ambiente de discordia y malestar ciudadano, es preciso tener una lectura más crítica de la situación, lo que indudablemente implica no dejarse engañar por las mismas oligarquías que han mantenido el poder económico por generaciones.

2 Respuestas a “El clasismo y el poder mediático de las élites detrás del impuesto a la herencia”

  1. […] protestas de la extrema derecha por la ley de herencias dejaron en evidencia el protagonismo de algunos personajes de la oposición cuyo papel es buscar la […]

  2. […] Lasso esté plagado de contradicciones y errores, pero sus últimas declaraciones en contra de la Ley de Herencias han acentuado aún más sus inconsistencias. Estos últimos días, el banquero y líder del […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>